martes, 30 de abril de 2013

LA HORA DE DORMIR



Buenos días!!!
Hoy es martes, y antes de contaros  lo  que os quiero contar, primero tenéis que leer este post que escribí hace 4 años aquí
Ya lo habeis leido??? pues ahora tengo que hacer una "CONFESIÓN", desde entonces todas las noches o casi todas las noches sobre las 4 de la mañana aparece Clara en nuestra habitación, como os podréis imaginar después de tantos años ya ni nos damos cuenta que se sube a la cama, lo hace muy sigilosamente.
Si lo se, lo hicimos fatal pero nos pudo la situación, y yo la verdad pensé que se aburriría de venir y algún día dejaría de hacerlo; pero causé el efecto contrario se acostumbró y después ya no había manera de que se fuese a su cama.
Últimamente ya estábamos desbordados y por supuesto que os voy a decir cada vez se hace mas grande, sus brazos se estiran por encima de nuestras cabezas, y ya no hay quien descanse en toda la noche, y eso día tras día, durante cuatro largos años,...
Hablamos muchas veces de que tenía que dormir en su camita toda la noche, pero ella siempre nos díce que su cama no le gusta, que nosotros tenemos mucha suerte porque dormimos juntos, que ella no quiere dormir sola, y etc, etc
Pero hace una semana pasó, no se lo que pasó, ya no me acuerdo, pero nos pidió algo, y su padre y yo le dijimos que si quería eso, no podía venir a nuestra habitación en toda la noche, y que pasó??? pues que sonó el despertador y solo estábamos dos en nuestra cama, y nos quedamos extrañados, y salimos al pasillo y vimos la luz de su habitación encendida, entramos y nos encontramos a la pobre Clara sentada en su cama, leyendo libros y jugando con pegatinas,( me dió tanta pena,..) llevas mucho despierta??? un rato, pero como no me dejáis ir a vuestra habitación así que me tuve que quedar aquí,... esto pasó durante varios días, reconozco que mas de una vez le dije que podía venir a nuestra cama ( si ya lo sé fatal, fatal). Hace unos días ya no estaba despierta, la luz seguía encendida pero ella estaba dormida encima de la cama con los libros y muñecos por ahí tirados, así durante dos días. Y POR FIN llevamos una semana sin tener visitas y dormimos de un tiron!!! 
pero os cuento un secreto!!!! los dos la echamos de menos
Feliz Martes!!!



Si quieres estar informada de todo o si te gustan mis fotos sígueme en Facebook, Twitter o Pinterest!


6 comentarios:

  1. jajá, no me extraña que la echéis de menos porque muchas veces yo hago lo mismo, en alguna siesta de fin de semana o en alguna ocasión especial, me encanta tenerlos a mi lado durmiendo juntitos, lo que te ha pasado nos pasa si no es en una cosa, es en otra, la teoría la sabemos pero luego en la práctica estamos tan agotados que las cosas no salen como deben salir que tiramos por el camino más fácil por agotamiento. Al menos lo habéis conseguido. Genial!!!

    ResponderEliminar
  2. ¡Hola guapa¡ Estarás que no te lo crees durmiendo ya por fin de un tirón...Pero es verdad que da penita que crezcan...Sobre todo cuando es la pequeña, a mi me pasa con mi terceea
    Besos
    Myriam

    ResponderEliminar
  3. Te comprendo perfectameente.....a nosotros también nos encanta dormir juntitos los cuatro, algún día nos damos el capricho...pero claro, no se descansa igual......
    Besos

    ResponderEliminar
  4. Mi hija Roberta casi tiene 12 años, y durmió co nosotros hasta los 5 años, es más no tenía ni habitación, y ahora el pequeñajo que tiene 4 me parece que hasta los 6no se va ni de broma, y además los sábados pueden estar los dos en nuestra cama hasta las tantas.... ¿Hacemos mal?, pues probablemente, pero no me importa nada, son tan felices. Y yo más. Un beso de corazón.
    Ana.

    ResponderEliminar
  5. Mi hija Roberta casi tiene 12 años, y durmió co nosotros hasta los 5 años, es más no tenía ni habitación, y ahora el pequeñajo que tiene 4 me parece que hasta los 6no se va ni de broma, y además los sábados pueden estar los dos en nuestra cama hasta las tantas.... ¿Hacemos mal?, pues probablemente, pero no me importa nada, son tan felices. Y yo más. Un beso de corazón.
    Ana.

    ResponderEliminar
  6. Mi peque de tres y medio sigue viniendo todas las noches a nuestra cama, después de acostarse llorando y quejándose en la suya. Reconozco que gran culpa la tuvo el colecho siendo bebé, pero no cambiaría los beneficios y ventajas de aquella etapa durante la prolongada lactancia y el inmenso apego generado por ello. Sólo espero que resolvamos el problema antes de que crezca más y ya no quepamos los tres en ls cama.
    Saludos.

    ResponderEliminar

Muchas gracias por pasarte, espero verte de nuevo!!!