miércoles, 31 de octubre de 2012

TRUQUILLOS QUE A MI ME HAN IDO BIEN

Hola chicas, hoy voy a mil, menos mal que ya tenía medio pensada la entrada de hoy, pero casi casi tengo que decirle a mi hermana que fallo esta semana… pufff no podía hacerle eso, una vez que fallas un día, ya empiezas a fallar más veces.. no sé si a vosotros os pasa lo mismo con los gimnasios, la dieta, las clases de inglés… etc. Buscar excusas es una de las cosas más fáciles de hacer!

Bueno, hace poco nació el bebé de unos amigos… y mi marido y yo nos pusimos a darles mil trucos que hicimos con nuestros peques de bebés y han dado resultado… luego, me quedé con la idea y aquí va el post de hoy, a ver si os gusta.

BIBERONES TEMPLADOS TIRANDO A FRIOS
Pues bien, este truco fue made by me... sin que nadie me lo dijera seguí mi instinto. Yo he sido de lactancia mixta con mis dos peques. Quería acostumbrarles a todo, no quería que fuese un trauma ni para mí ni para ellos en el momento que tuviese o quisiese dejar de dar el pecho, con lo que desde el principio les daba biberones de vez en cuando, de mi leche o de leche infantil. Y siempre, ya desde el hospital, les daba los bibes tirando a fríos. Yo pensaba, la leche materna no saldrá ardiendo y si luego se acostumbran a tomarlo caliente, seguro que en cuanto se enfrían comen fatal… así que así hice, y bueno, nunca fueron exquisitos para eso. (Ahora reconozco el fallo y es que el mayor de 3 años, sólo quiere leche fría, no se la puedo calentar…)


CUBO DE AGUA POR LA CABEZA DESDE EL PRIMER DÍA
Desde el primer día que trajimos a los niños a casa, siempre les hemos echado en el baño un cubo (cubito, vamos, no grande) de agua por la cabeza. En realidad no hay mucha explicación a eso que hacemos, entre que nos parece que así prolongamos el reflejo que tienen los recién nacidos de cerrar los conductos nasales en el agua, y que nos parece que se acostumbran al chorro debajo de la cabeza… hemos seguido con esta práctica. A lo mejor estamos criando pequeños Phelps en potencia.


AGUA DEL BAÑO A BAJA TEMPERATURA
Nos empezó a funcionar mal el regulador de temperatura del baño y el agua nos salía bastante fría, y sin embargo les encantaba a los niños, sobretodo al mayor. Les hemos acostumbrado a eso, que les viene bien para la dermatitis atópica que tiene el niño y también para que se acostumbren a las frías aguas del atlántico en verano. He de decir que la niña es como su madre y a veces protesta un poco pero, en general, van aguantando…

DARLES A ELEGIR
A los niños, por norma, les gusta tener el poder… o creer que tienen el poder. Y a mí, como madre, me gusta que tomen decisiones, que se acostumbren a tomarlas desde pequeños… que no digan “no sé” a todo… Y aunque pueda parecer “dejado” como madre, o “libertino” (menudo término, jaja) yo siempre les estoy planteando opciones… “¿de qué quieres el yogur de fresa o de limón?” “¿Qué quieres llevar de merienda al cole, quesito o galletas?” “¿qué pijama te ponemos el de las rayas azules o el del robot?”. No sé si se le pasará algo con la cabeza, pero de alguna manera yo lo que le estoy diciendo es que su opinión cuenta para mí, y también tengo la sensación de que se encapricha menos con las cosas cuando lo habitual es que le doy opciones, y acata mejor lo que le digo cuando lo que le digo es rotundo.



MOCOS EN LOS BEBÉS
Seguro que ya lo sabéis casi todas, pero los lavados nasales con sueros (algún doctor nos dijo de la nevera), con jeringuilla ayudan a fluidificar y limpiar los conductos cuando los catarros son de vías altas (muchos mocos de nariz, vamos). Poner un libro en cada pata delantera de la cuna (mismo grosor) o llenar los baños con vahos también suele ser eficaz, pero aún así hay que pasar los mocos y aguantar, no queda otra. Es decir, a los que tenéis peques muy peques deciros que es super normal que tengan mocos, y que hay que desdramatizar porque los niños perciben nuestro nerviosismo y descansan peor.



LAS CHUCHES
Hay que resistirse a la tentación de darle a probar las chuches… lo máximo posible, está claro que antes o después las van a conocer, pero creo que no hay necesidad de que sea pronto… es un vicio como otro cualquiera y siempre quieren más y más y nunca es suficiente, así que mi consejo es evitar caer en la tentación de dárselas a probar hasta que alguna abuela les compre su primer paquete de gusanitos o les de su primer osito de goma… antes o después, pasará.

FOTO CHUCHES
Y bueno, tengo más, pero me los guardo para no quedarme sin ideas! Ya sabéis que yo encantada que me planteéis temas… espero que os hayan gustado mis truquillos

Rosa

martes, 30 de octubre de 2012

ESTILISMO CON MI PEQUEÑO LUCAS

Buenos días,
Hoy os traigo una de esas marcas, que conozco desde ni se, creo que Beba era pequeña y Clara no era ni un proyecto,  se trata como no de  MI PEQUEÑO LUCAS su pagina web eran cuatro vestidos de niña y seguro que también de niño pero no lo recuerdo, pero si me acuerdo de un vestido gris abombachado en la parte baja y una pechera blanca, estoy segura que tengo las fotos guardadas en alguna parte del ordenador, pero no soy capaz de localizarla, je,je cosas que pasan, recuerdo que ponía que el nombre se debía a su hijo y que todo había empezado por la necesidad de  encontrar ropa para él, ya que era bastante difícil.
Vamos allá con lo que mas me gusta y que me parece indispensable para un bebe, y por que no para una canastilla
Empezamos por la cabeza, y como no podía ser de otra forma, las capotas son ideales, tanto en tela como en lana


Para una tarde de sábado me puede encantar este conjunto para una bebecita

y para un peque


o este para ambos

Para las niñas, y para las mias, sin duda me parece imprescindible este modelito
 y este simplemente perfecto para las fiestas navideñas!!
Bueno y ahora para los hombrecitos de la casa, ya me direis que os parece, porque reconozco que no es fácil
este sin duda para el hermano pequeño


Por supuesto imprescindible hacerte con un foulard de su coleccion, sin duda los mejores que hay, para niño, niña o bebe
Ahh por cierto, tienen en marcha un concurso para hacerte con un look de MPL, si quieres saber mas solo tienes que pinchar aquí, tengo que decirle a mi hermana que participe ya!!!
En Coruña, la podéis encontrar en:
c/ Fernando Gonzalez nº4
15004 La Coruña

feliz martes

lunes, 29 de octubre de 2012

DIY:UNOS FANTASMAS


Buenos días,
No es que me encante esto de Halloween, pero a veces no puedes ir contra corriente, y le prometí a Beba que si terminaba pronto los deberes y se sabía todo lo que había que estudiar a la primera, hacíamos una sesión de manualidades para Halloween
Empezamos haciendo los fantasmas, que es facilisimo, 

Necesitamos:
Palillos
Tela blanca
Hilo
Bola de Porispan o papel
Agujas
Rotuladores
Hacemos un cuadrado con la tela, y doblamos dos veces para buscar el centro, una vez hecho, le metemos una bola de porispan, que si no tienes puedes hacer una bola con una servilleta de papel, es lo que hicimos nosotros; atas la cabeza,  y la decoras
Asi quedaron las caritas de los fantasmas

Por otro lado, atas bien los palillos en cruz, nosotros lo hicimos con un cordel.

Por último cosemos hilos en la cabeza y las esquinas de la tela, y unimos con los palillos y listo, ya tenemos nuestra MARIONETA FANTASMAGORICA


Les encantó hacer estas marionetas, pero no les llegó y quisieron hacer calabazas y alguna guirnalda y así decoraron la entrada de casa


Y esto es todo, ahora tienen que convencer a su padre para que compre unas chuches, eso lo veo mas difícil.
Feliz lunes!!!

viernes, 26 de octubre de 2012

MI BLOG INVITADO: ELENA RELUCIO

Buenos días, 
Ayer fue un día durisimo!! muchisimo que estudiar y un accidente de Clara que le llevó a pasar por el Hospital y 5 puntos, pero eso será otra entrada, porque tambien, como diriamos los gallegos tiene su aquel!!!
El otro día revisando mis entradas, llegue a blogs de gente que hacía mucho tiempo que no me pasaba y todo gracias a los comentarios que me dejaron cuando estaba empezando en este lío, ya hace 4 años!!! que horror!!
Bueno pues así llegué nuevamente a este maravilloso blog el de Elena Relucio, que está lleno de delicadeza, elegancia y estilo, no solo con lo que pone sino también con todas sus creaciones.

Empecé en el verano de 2005, hice algunas piezas para mí y otras para vender a mis amigas. Más tarde me hice un blog (otro distinto al que tengo ahora), para mostrar mis creaciones. Mi primer mercadillo fue EL OJO ATÓMICO (ya no existe como tal) y fue toda una experiencia.

También he estado presente en el Nómada Market, El EGO de Cibeles y La Boca. 
Actualmente vivo en Alicante y ando un poco desvinculada de los mercadillos.

La idea de hacerme un blog surgió como una necesidad para mostrar mi trabajo. En mi blog además de mis creaciones suelo colgar cosas que me llaman la atención e inspiran.


Intento buscar la originalidad y frescura en mis diseños. Trabajo con materiales variados: cintas, flores, piel, telas...

En la tienda puedes encontrar collares, pulseras, chapas, broches, tocados e iré añadiendo todo lo que se me ocurra. Todo hecho a mano por mí misma.


Os dejo las fotos de mis preferidos, es que no puedo parar de mirarlos
A que son ideales sus cosas???
Os espero el lunes, con alguna novedad, espero que me de tiempo a prepararla!!!
Feliz Viernes

miércoles, 24 de octubre de 2012

LA INMENSA SUERTE DE TENER HERMANOS

               

Buenos días mis queridas lectoras… (Más que mías, de mi hermana, jeje).

Hoy traigo para vosotras mi visión sobre una situación que plantea una mamá de un niño de casi 2 años, que va a recibir una hermanita dentro de 2 meses.

Os pongo esta viñeta de Mafalda (que es mi gran aliada en esta aventura bloggera) porque en mi caso ilustra al 100% lo que fue mi objetivo cuando pasé por esa situación, hace ya casi 2 años.


Para anónimo tengo una buena y una mala noticia… empiezo por la mala: muchos expertos en Psicología dicen que la peor edad para un niño que ve la llegada de un hermanito son lo 2-3 años, la buena es que en teoría, los 2 años y medio es justo el peor momento. Para entonces, el bebé que esperas ya tendrá casi 6 meses y se podrá defender con un buen tirón de pelos… Y esto ¿por que es? Pues un poco por la ansiedad de separación, que empieza alrededor de los 8 meses y se consolida a lo largo de los 2 años. Justo a los 2.5, algunos teóricos de la Psicología  (entre ellos, mi profesor de psicología evolutiva) señalan que el niño ya es consciente de su individualidad y teme que cuando sus padres se van no vuelvan. Del mismo modo temen que si llega un hermano/a, se vayan con el más débil y a él, que ya es “mayor”, lo abandonen…

En mi caso lo tuve algo más fácil. Mis hijos se llevan 16 meses, con lo cual el “mayor” no tenía ni idea de lo que se le venía encima ni aunque se lo explicase por activa y por pasiva…Eso sí, yo recomiendo en todo caso explicar, aunque no entiendan nada, porque lo cierto es que puede que tengan unas expectativas que no corresponden a la realidad. Le decimos a un niño de 2 años que va a llegar un bebé a casa, y qué pensará? Que va a llegar un muñeco nuevo, que será como su primo que tiene un año, que será un niño como él… el caso es que le tenemos que repetir por activa y por pasiva que al principio no va a poder jugar con él… que sólo va a dormir y comer y pasará mucho tiempo con mamá, para que por lo menos sepa de qué va la historia.

Yo el tema de la llegada de un hermanito siempre lo planteé como ley de vida… es decir, no me dio ninguna pena mi hijo mayor, todo lo contrario, que suerte es poder tener un amigo en casa! Hay gente que efectivamente le trae regalitos al hermano mayor a la clínica. Yo personalmente no lo hice y por que no lo veo claro. Es decir, no es nada malo, pero era un poco incoherente respecto a lo que quería plantear… ya es una suerte de por sí, tener un hermano, “soy tu aliado, no voy a comprar tu amor con juguetitos”. Y es que para mí ALIANZA, es la palabra que mejor describe la relación que quiero que tengan mis hijos.





Por otro lado mucha gente te dice, “…ahora tienes que hacer más caso a tu hijo mayor…” QUEEEEEEEEEEE????  Por qué???? , el que viene no ha tenido la oportunidad de disfrutar del amor de sus padres en solitario… aún encima, le quitamos el tiempo que le pertenece, para dárselo a su hermano mayor que lleva x meses siendo el príncipe de la casa? (la reina debe ser la mami, of course!). “Es que la niña no se va a enterar, que es un bebé…”  Da igual, la idea debería ser darles lo mismo en la medida de lo posible…! Yo creo que  el niño tendrá que aprender a darse cuenta poco a poco que ya no es el único, y es mejor que lo sepa desde el principio, con delicadeza, a que un día de repente se dé cuenta y entre en bucle… así que habrá que hacer las cosas con naturalidad, y si tiene celos, tampoco pasa nada, es normal, tiene que aprender a controlarlos. Lo mejor es no darle mayor importancia. Casi incluso diría que es mejor negarlo que admitirlo… es decir: “¿Celos Juan?, que va… si quiere mucho a su hermanita, la cuida tanto… le deja sus juguetes…, lo que pasa es que  María es pequeña todavía  y no puede jugar mucho” y a poder ser que el niño lo oiga.

Otra cosa que pienso que es bueno permitir desde el principio, es que juegue con el bebé, y le achuche y le estruje, y le pegue sus mocos… Yo, con la idea en la cabeza de que con mocos desde que nace genera defensas y que los recién nacidos son de goma, puse a mi pitufa en peligro nada más llegar a casa. De esa manera, el “mayor” nunca lo vio como algo excesivamente protegido que cuida mamá y de lo que no puedo ser partícipe. Todo lo contrario… él estaba siempre alrededor cuando yo estaba con la niña.

Muchos papis temen que se ensalce mucho al hermano pequeño delante del mayor… en esos casos, lo mejor es ensalzar nosotros a los dos conjuntamente, o al mayor… nivelando los halagos. Evitar que la gente se derrita con el recién es imposible y casi diría que negativo, así que es mucho mejor estar pendiente para que el hermanito mayor no se quede sin sus pequeños halagos (sin pasarse, claro!)

Y para acabar:
¡Cuidado con esta situación! El pequeño, durante un tiempo es pequeño y no puede hacer determinadas cosas… y se le dice al mayor, “Carmen no puede porque ella aún es pequeña”. Al mayor le encanta aprovecharse de ello y luego se regocijará durante muchos meses en que su hermana es pequeña y no tiene derecho a casi nada y no sabe hacer casi nada… y lo cierto es que sí, es pequeña, y a esas edades se nota mucho más, pero evitemos que le quede esa etiqueta. A medida que vaya creciendo hay que corregir esos comentarios y decir: “ya no es tan pequeña, ella ya sabe hacer esto…” o “está aprendiendo y lo va a hacer muy bien…”. Eso ayudará a que los “roles” de ambos se vayan acercando cada vez más.

Hay un libro de cabecera que a mi me regaló una buena amiga que se llama “YA SOY HERMANO MAYOR”  ed. Parragon, y es la joya de nuestra biblioteca infantil. (existe en versión femenina)


Y otro que también ha dado juego es






Y ya por último, un libro que me regaló mi hermana Beby, (cuando éramos ya mayorcitas) pero que para mí resume una relación de hermanas sana e ideal.





Y hasta el próximo día…! Contadnos también vuestras experiencias y así damos pistas a la mamá de Lucas, que en breve conocerá a su hermanita María!

Besos
Rosa

Antes de irnos hasta mañana, quería preguntaros una cosa, la primera si tenéis problemas al dejar comentarios,ya que me lo han comentado varias personas, hemos cambiado a comentarios sin moderación, y parece que hay problemas.
Y la última puntualización, todavía estoy esperando ese libro que os lo regalé a las dos( hermanas) y prometisteis regalarme uno, y sigo esperandoooo, otro día hablas del síndrome de la "segundona", que ya sabes que se me da de maravilla, por cierto " por si no te lo he dicho....., gracias por cada miércoles"
Ahora si feliz Miércoles
Beby



martes, 23 de octubre de 2012

Y LLEGARON LAS GAFAS

Buenos días,
Hoy os voy a contar algo que quería contaros hace tiempo, y es la llegada de las "gafas" a casa!!!
Como cada septiembre, hacemos todas las revisiones, tanto los mayores como los pequeños, es como un pequeño ritual, las niñas pasan por: peluquería, dentista, pediatra, y por supuesto oculista.
El año pasado en nuestra visita al Oculista, nos dijeron que Clara, no tenía mucha capacidad de visión y que habría que ponerle gafas. Lo reconozco, pero dio un bajón, ya se, ya se, vaya tontería, darle importancia a ponerle gafas a una niña, pero si me puse triste, 4 años y unas gafas para siempre!!!
Llegó el momento de decirselo a ella, y los niños que son mas listos que nosotros, se lo tomó muy bien.
Le dije que iba a estar guapisima, que no se tenía que preocupar, a lo que ella contestó: Mamá ya lo se, tu tambien usas gafas y estás guapa!!!; en este punto, ya estaba contentisima, prueba superada!!!
Nos fuimos en busca de unas gafas, decidimos que ella las elegiría, y allí entramos en la óptica, y nos empezaron a enseñar, su reaccion cuando se las vió puestas fue protestar: " Mamá, no estoy guapa solo estoy graciosa!!", esto no va a ser tan fácil como habíamos pensando. Pero finalmente se decidió por unas,

Ya habíamos dado un paso mas, ahora el mas duro para el bolsillo, el precio, las monturas no son muy caras, pero no le vas a poner a tu pequeñuela unos cristales de culo de botella, la pobre ya va a tener un trauma, como para ponerle esas gafas horrorosas!!! así que si, por supuesto los cristales de los finitos y que tengan anti todo; total= 320 euros!!! casi me desmayo allí mismo!!! pero que vamos a hacer tendremos que comprarselas.
La última etapa fue que se las quisiera poner, al principio una autentica lucha, venga las gafas!!!, después no las quería llevar al cole, porque si, porque algún niño le llamó gafotas, y eso la hirió en lo mas profundo, hasta que aprendió a defenderse, y soltarle a mas de uno alguna cosa, no es que esté orgullosa, pero si a veces hay que pasar por alto alguna palabra malsonante.
Y mientras ella se defendía yo me dediqué a hacerle fotos, para familiarizarme con su nueva imagen



 Hasta tenemos dos modelos ya



Os contaré que ya se le han roto 4 veces, de momento todavía estaban en garantía, y no hemos tenido que pagar nada, pero sino fuese así creo que me arruinaría.
Me estoy dando cuenta de lo mucho que ha crecido y cambiado en este último año verdad??
Feliz Martes

lunes, 22 de octubre de 2012

PIE DE LIMON

Buenos días,
y es que no se como lo hago, pero hay veces que no soy capaz de organizarme y no soy capaz de encender el ordenador, soy un desastre, je,je.
Pero eso no significa que no haya hecho nada, alguna cosita si que hemos hecho, y es que nos está dando por la cocina, bueno mas bien al padre de las criaturas y a las criaturas, a mi solo me dejan hacer las fotos!!!
Esta receta es muy fácil, ideal para hacer con las niños.

Ingredientes:
_Galletas
- Mantequilla
-4 yogures naturales
- 4 limones
-lata pequeña de leche condensada

PREPARACION:
Cogimos todos los restos de galletas que teníamos en la caja de galletas,las deshicimos, las mezclamos con la mantequilla, y ponemos como base sobre la fuente desmoldable( nosotros no teníamos)



Por otro lado, mezclamos los 4 yogures con la leche condensada y el zumo de los 4 limones, 



Se echa sobre el molde que ya tiene la base de galletas puesta y se deja en el frigorifico, nosotros lo dejamos un día
Y así quedó, para mi demasiado empalagoso, pero a las niñas les encantó!!
Feliz lunes!!!
Mañana nos vemos!!!

miércoles, 17 de octubre de 2012

UNA POR MAMÁ, OTRA POR PAPÁ…



Hola a todas!

Ya estoy aquí otra vez, un miércoles más, y ya voy teniendo más ideas que mi hermana Beby y otras me vais dando. Esta vez, tras el mensaje desesperado de “anónimo” en el último post que decía que tenía dos hijas y que una comía fatal, he decidido escribir sobre la alimentación y los niños. No tengo muchos datos de su caso en concreto pero yo, como siempre, aportaré mi visión del tema que se basa en un poquito de psicología, un poco de sentido común, otro tanto de instinto y un pelín de consejos y de aprendizaje por observación….

Cuando le empecé a introducir frutas y verduras a mi hijo mayor, la pediatra me dio un papelito con las “instrucciones” para darle de comer los siguientes 12 meses. Lo que más me llamó la atención fueron dos cosas, por un lado una frase en grande y subrayada que ponía EVITAR LA LUCHA EN LAS COMIDAS, y por otro lado su insistencia en que le comprase una trona.

Pues bien, yo le compré una trona evolutiva ( de lo cual ahora me alegro, ya que con 3 años la sigue usando, aunque ahora ya es taburete) y me dispuse a siempre seguir el mismo mismísimo ritual a las comidas… más o menos a las mismas horas, más o menos los mismos pasos… y así lo hice, y comía bien. Eso sí, había una excepción, cuando le cambiase de entorno, no podía esperar el mismo resultado… es decir, si le llevaba a casa de los abuelos o a comer en un restaurante no podía esperar que comiese igual de bien, y no lo iba ni a intentar.

Me centré en esos dos aspectos, crear rutinas y no luchar… más que no luchar, crear un ambiente hiper tranquilo a la hora de comer, dando por sentado que habría días que comería mejor que otros…  el resultado es que tengo dos niños que comen bastante bien… no tengo queja, tienen días como todos, pero en general no tengo queja… y pueden ser más rápidos, menos rápidos, o que de repente digan que algo no les gusta, a lo que respondemos: “si a ti te gusta todo… en esta casa nos gusta todo…” y no le damos más importancia.

Vale, para el caso de “anónimo”, aunque no sé ni siquiera la edad de su hija, si es la mayor de las hermanas o no ( no sé por qué tengo la intuición que es la mayor…), por lo que me transmite en el mensaje, está agobiada por lo mal que come una de sus hija. Y no puede evitar compararla con su otra hija que come bien. Y además, transmite ese agobio en las comidas, y ya ha intentado de todo… ( bueno, estoy hipotetizando un poco pero me lo imagino).

A mí lo que se me ocurre en este caso es que la peque ya ha asumido su papel de comer fatal. Esa es su rutina en realidad, que le pongan un plato delante y la lucha. Forma parte de lo que cree que se espera de ella, de su forma de ser especial y de su hábito diario. Por un lado ser la que come mal la hace diferente, y por otro le otorga atención, aunque sea de la mala, es atención al fin y al cabo. No sé con que humor se enfrenta su mami a la lucha de las comidas, seguramente tensa y de mal humor… pues bien… un conocido mío dice siempre “si haces las cosas de una manera, y no consigues los resultados… cambia la manera de hacer las cosas”. ¿Qué probaría yo?:

-          Ir de super buen rollo a la comida. Aunque sea hacerse un masaje antes pero enfrentarse a esa situación como mami feliz, si es posible cantando, super contenta, con un humor completamente diferente al que suele ser habitual… eso por lo pronto desubicará a la niña. Quizá la aliente para cambiar también su actitud.

-          Ir a la compra con la peque y luego cocinar con ella su comida. Les encanta comer lo que han cocinado, les encanta hacer tareas de ese tipo, sentirse mayores, sentirse productivos y útiles. Además es importante que conozcan los alimentos. En otros países es muy habitual dejar que los bebés manipulen la comida e incluso la escojan… que se manchen las manos, que la prueben, que experimenten con ella. Es una forma de romper barreras con la comida, dejar de verla como el enemigo. Ya habrá momentos para enseñar modales.


-          Comer en familia… fundamental, intentarlo al menos un par de veces a la semana. Hacer del momento de la comida algo agradable. No ver la tele, ni jugar ni entretenerse con otras cosas en la mesa.

-          No tirar nunca delante de ellos la comida a la basura. El mensaje que se les da es “la comida, si no se come, es basura…” le quitamos el valor a la comida. Tampoco llenar los platos demasiado… tenemos la tendencia, por el mundo en que vivimos, a la abundancia en todo. No es necesario. En realidad el estómago de un niño es muy pequeño…  lo dilatamos nosotros con platazos enormes. Lo mismo hacemos los adultos… Es preferible ponerles muy poquito en el plato, y luego que repitan o que se complemente la comida con un trozo de pan, una fruta, un lácteo, a que nunca sean capaces de dejar el plato limpio.

-          Premiar con halagos cuando se acaban un plato, cuando comen solitos, cuando prueban algo que no les gusta inicialmente… Mis vecinos deben estar hartos de oírnos “campeones, campeones, oeoeoe…” lo cantamos a pleno pulmón muchas veces.

-          Y desde mi punto de vista, dejar de estar encima… al menos probar unos días a ignorar su mal comportamiento a la hora de la comida, es decir, “no quieres comer?, pues nada, no comes… ni esto ni otra cosa…”, sin mostrar excesivo enfado, y eso sí, sin un premio o pseudopremio a posteriori… es decir que no se levante a ver los dibus, a jugar… que se levante cuando toque aunque no tenga nada en el plato, y a la cama o lo que sea… Cuando ese comportamiento deje de ser especial perderá la gracia para ella. Querrá hacerlo como los demás. Es muy muy difícil conseguir esto último, pero si se consigue, yo creo que una batalla crucial está ganada.  

-          En el peor de los casos, y algo ya más elaborado, un programa de puntos con premios concretos cuando coma sin peleas, sin luchas, se coma todo, pruebe las cosas. Yo, empezaría por lo menos sofisticado, los ejemplos anteriores, y sobretodo a que la actitud en casa hacia el momento comida cambie de terrorífico a un momento de familia feliz.



  Espero que haya sido de utilidad.

      En una semana vuelvo.

      Rosa