miércoles, 26 de septiembre de 2012

CUIDADO CON LAS MENTIRIJILLAS

Buenos días,
Hoy mitad de semana, y la verdad es que estoy muy emocionada,  porque traigo algo nuevo, y que espero que con vuestro apoyo la animéis a seguir escribiendo en esta nueva sección que deseo que dure y mucho.
Llevo mucho tiempo detrás de ella para que venga a contar y a dar su punto de vista en temas sobre educación desde un punto de vista de una experta, la verdad es que me fío mucho de ella, porque toda mi vida me ha dado muy buenos consejos, tengo la suerte de tener entre mis amigas a tres que siempre me dicen las verdades y quiera o no quiera oirlas y ella es una de ellas.
Le da un poco de respeto esto de estar aquí, y de hablar de estas cosas, así que hoy os pido que le demostréis que os gusta lo que nos escribe, y así animarla a que la próxima semana nos traiga cualquier otro temilla interesante!!!
Me ayudais a que se anime??
Por cierto yo en esto sacaría un cero y vosotras??? 


Cuando mi hermana me pidió que preparase algún post para su blog, la verdad, me hizo mucha ilusión… siempre me gustó escribir y lo tengo muy muy abandonado. Pero a la vez me dio mucho respeto, y principalmente por dos cosas, por un lado, creo que la comunicación en los medios on line a veces es un poco peligrosa, se pierde la parte no verbal de la comunicación y se puede malinterpretar… (por eso fueron muy listos los que inventaron los emoticonos…) Y por otro lado me pidió que tratase temas de educación de niños dado que soy psicóloga, y aunque me dedico a losRRHH, me sigo formando en temas de psicología, y tengo dos criaturas de 3 años y 21 meses. ¡Y eso me da mucho miedo…! Lo que os voy a contar es mi forma de hacer las cosas, y con cierto sentido común y base psicológica… pero claro, cada mami es un mundo, cada niño es un mundo, cada familia es un mundo y lo que nos funciona a algunos a otros no tanto… De verdad, sin ánimo de ser dogmática ni dictar sentencia, os contaré mis experiencias…

Hoy os voy a hablar de LAS MENTIRAS Y LOS COMPROMISOS. Cuando nació mi hijo mayor, hace 3 años, le dije a mi marido que teníamos que esforzarnos en una cosa. SIEMPRE SIEMPRE SIEMPRE decirle la verdad en todos los casos, y cumplir cualquier cosa que le prometiésemos. Parece sencillo ¿verdad? Pues no lo es tanto… las palabras hay que analizarlas continuamente.

Es muy recurrente cuando nos vamos de casa y el niño no quiere que le dejemos  decirle, “… es que nos vamos al médico…” (al menos a mí me lo hacían), o incluso escaparse para que no te vean que te vas… También ejemplos del tipo, “… si no comes va a venir el hombre del saco…” (o cualquier otro personaje oscuro y malvado). Muchas veces a la hora de la comida les decimos… “…Venga, la última cucharada…la requeteúltima… la ultimísima…”  bueno, y así, millones de ejemplos cotidianos del día a día en el que se nos escapa alguna mentirijilla u ocultación de la verdad.

Pues yo defiendo a ultranza que a los peques, desde que nacen, les digamos siempre siempre siempre siempre la verdad… a veces, hay que intentar suavizarla… pero decirla. Hay dos motivos fundamentales para mí, el primero, es que los niños aprenden con el ejemplo, y si ven que no les mentimos, ellos ya están aprendiendo que mentir no es algo bueno,… se les escapará en alguna ocasión seguro, ¡son niños…! pero ya saben que no está bien. Pero para mí el más importante es que si nunca se les ha engañado, siempre confiarán en nosotros… les dolerá más o menos lo que hacemos o les contamos, pero tienen la tranquilidad de que no les mentimos… de que cumplimos nuestras promesas y que lo que decimos va a misa.

Ejemplo: “esta cucharada es la última, venga cómetela...”  ( Y si se la come, es la última, no hay más, no se le puede engatusar y pedir otra más…)
Ejemplo: el niño llora desconsolado y te pide por favor que le vayas a buscar tú al cole. Tú tienes que salir de casa pitando porque llegas tarde, sabes que no vas a poder ir a buscarlo, pero está agarrado a tu pierna y no te suelta hasta que le aseguras que vas a ser tú… “Hoy no voy a poder pero otro día, te prometo que voy a ir…”  (y hay que cumplir esa promesa… sí o sí…, no vale decirle vale voy yo, y luego no ir…)
Ejemplo: “si no lloras en el médico, si te portas bien en la compra, si recoges los juguetes... te llevo al cine”  Hay que cumplirlo, las promesas se cumplen… no vale hacerle ilusiones y luego buscar excusas, cumplir lo acordado debe ser nuestra prioridad.

Y así muchísimos otros ejemplos del día a día. A veces, cuando se acerca un acontecimiento que sabemos no les va a gustar, es bueno ir anticipándolo poco a poco para que se hagan a la idea… (cuando sus papis se van de viaje un fin de semana, cuando van a empezar a ir al cole, cuando tienen que ir al médico…).

Los niños, saben más, intuyen más, entienden más de lo que nosotros creemos. Captan el lenguaje no verbal mucho mejor que muchos adultos… notan cuando no estamos siendo del todo sinceros, por eso es importante comprometernos con ellos y ser un modelo de sinceridad y compromiso. Así conseguiremos ser sus modelos hoy, y que confíen en nosotros mañana.
Espero que os haya parecido interesante
Rosa,

15 comentarios:

  1. Hola Rosa..encantada de leerte..Estoy de acuerdo contigo! a veces no nos damos cuenta de esas "mentirijillas" cotidianas..aunque cierto es que si yo le digo algo a mis hijos, intento siempre, cumplirlo.
    Un beso para las dos!

    ResponderEliminar
  2. me ha gustado mucho el post.
    tienes toda la razon!
    Bsos!

    ResponderEliminar
  3. Interesante sección, es verdad que cada niño es un mundo pero lo que si he comprobado en la mayoría de los casos que predicar con el ejemplo es lo mejor de todo.
    Besos, Mere.

    ResponderEliminar
  4. Cuanta razón!! consejos muy sabios que sin duda aplicaré para mi Luquitas y mi María. Yo soy de las de la última, la requeteúltima...y eso no puede ser!!

    ResponderEliminar
  5. Me encanta esta sección!! sobre todo porque estos consejos se aplican a nuestro día a día!! Me apunto todo lo que nos cuenta, la teoría siempre parece más fácil de lo que es...

    ResponderEliminar
  6. ¡Genial el post¡ y totalmente de acuerdo con lo que dices Rosa. Te ánimo a que sigas escribiendo, que a las mamis todas estas cosas nos vienen genial...
    Besos
    Myriam

    ResponderEliminar
  7. Gracias por los comentarios...! Me hace mucha ilusión que os haya gustado!

    Beby! Espero que pongas todos los comentarios, aunque sean negativos...que lo importante es compartir experiencias y vivencias.

    Bueno, pues a ver si se me ocurre algo interesante para la siguiente semana... besos!

    ResponderEliminar
  8. Bienvenida al mundo internet, me ha gustado mucho esta sección creo que es un acierto.
    Yo a mis hijos les miento todos los días y varias veces al día, y no lo puedo evitar, si no es por una cosa es por la otra, pero no creo que sea malo, ya te contaré dentro de 10 años...
    Saludos y un beso.
    Ana.

    ResponderEliminar
  9. Totalmente de acuerdo.Soy madre de 6 hijos,lo he hecho siempre así y me va muy bien( dentro de lo difícil que es claro está...). ¡Animo,sigue escribiendo!!!
    Mil besos.
    María

    ResponderEliminar
  10. Estoy completamente deacuerdo con todo el post. Cierto es que a veces prometemos cosas que son casi imposibles de cumplir, pero debemos hacer todo lo posible para hacer lo que decimos, ya que los peques aprenden imitándonos y no es bueno que imiten la "mentira". Un abrazo.

    ResponderEliminar
  11. Estoy completamente deacuerdo con todo el post. Cierto es que a veces prometemos cosas que son casi imposibles de cumplir, pero debemos hacer todo lo posible para hacer lo que decimos, ya que los peques aprenden imitándonos y no es bueno que imiten la "mentira". Un abrazo.

    ResponderEliminar
  12. Hola, Rosa (y Beby, claro).
    Me ha encantado el post. Está bien recibir consejo de una igual (una mami) con conocimiento experto. Yo siempre he pensado que gran parte de la educación de los niños es sentido común, pero me anima mucho que alguien "que sabe" me constate que efectivamente lo estoy haciendo bien (refuerzo positivo lo llámáis, ¿no? :). Tengo una pregunta: ¿debemos aplicar esto mismo al responder a preguntas "peliagudas", por ejemplo, las relacionadas con la muerte?

    Un beso,
    Cris

    ResponderEliminar
  13. Hola a las dos! Enhorabuena por la sección me parece de lo más interesante reflexionar un poco nunca nos viene mal y muy acertado el tema que propone Rosa, desde luego que predicar con el ejemplo es lo mejor que les podemos enseñar.
    Besos a las dos,

    ResponderEliminar
  14. Gracias a todas por vuestros comentarios...! ;-)

    Ana!!! Es lo normal, no es que sea malo, es que yo creo que es mejor evitarlo... yo también lo hago a veces aunque reconozco que intento no hacerlo!

    Cris, yo pienso, pero claro, es mi opinión, que el sentido común como tu dices es fundamental... Lo primero, respecto a temas como la muerte, no es lo mismo hablarlo con un niño de 3 que de 6 o 9 años... Ni siquiera los niños de la misma edad son igual de maduros...

    Lo primero, como madres o padres que conocemos bien a nuestros hijos,  debemos ponernos en la piel del niño y pensar cómo lo puede estar viviendo él, que tipo de lenguaje entiende y qué se podría imaginar según lo que le contemos. No por decir la verdad hay que decir se ha muerto y se fue al cielo, o con Dios, o desapareció... O lo que se nos ocurra según nuestras creencias, porque el niño no va a entender nada... Yo creo que lo importante es dejar claro que esa persona se ha ido y no va a volver físicamente, porque esa es la realidad... Y a partir de ahí, pues desde un viaje muy largo que no va a volver pero nos cuida o nos quiere y nosotros también, a está en el cielo con Jesús y con los angelitos, a que es una estrella... Ahí es donde entran las ideas, religiosas o no, de cada uno y lo que queramos transmitir...

    Es un tema complejo que, por suerte, no me ha tocado vivir. Lo que está claro es que da para un post entero... No me extiendo más, si tenéis alguna pregunta concreta enviarle un mail a Beby y os respondo desde mi humilde opinión!

    Bs

    ResponderEliminar
  15. Ojala hubieseis empezado antes con este apartado,me hubiese ayudado mucho!!!!. Estoy 100% de acuerdo, solo que para poder ir a cenar tengo que recurrir a la escapada!!!. Lo he intentado con la verdad, pero me tuve que quedar en casa!!!.
    Hace unos días me enfrente a la primera mentira de mi hijo. Todos los dias le doy a elegir tele, ordenador o dvd. Se quedo con el padre que le puso dvd, cuando llegue yo me pregunto si podia ver tele porque no habia visto dvd. Le castigue al rincón, que para el es lo peor del mundo y a mi me parte el alma. Al dia siguiente castigo a McQueen porque le mintio a el!!!
    Rosa, pleaseee, hablanos un dia sobre castigos!!!!.
    .......Y es verdad que escribes muy bien!!!!

    ResponderEliminar

Muchas gracias por pasarte, espero verte de nuevo!!!