viernes, 15 de octubre de 2010

MI BLOG INVITADO: EL MUNDO DE LOLA&ELENA

Hola,
de nuevo viernes, y de nuevo una invitada nueva, ella es Cristina, que hace poco os hable de su blog porque me encantó, pero ahora me doy cuenta que tenemos un monton de cosas en comun: las dos tenemos dos niñas, las dos tenemos 37, nacimos en junio, cocinan nuestros maridos y nosotros ni papa, nos encanta cumplir años, somos algo desordenadas, nos encanta la Navidad, y alguna cosa mas, bueno mil gracias Cristina por tu pronta respuesta, y ahora que has venido a mi blog, pasate un día por mi casa.
os va a encantar. . .


Como ya os contó Beby hace algunas entradas, soy una madrileña que aterrizó en La Coruña hace seis años única y exclusivamente por amor. Trabajo en casa porque soy traductora médica (iba para doctora y me quedé en el camino, de modo que ahora me consuelo traduciendo textos médicos). Cuando vivía en Madrid y me levantaba a las seis y media de la mañana para ir a la oficina, deseaba con todas mis fuerzas que llegara el día en que pudiera trabajar desde mi casita y cuidar de mis hijos y, ahora que eso es lo que hago, me gustaría salir un poco más… El blog fue el regalo que la madrina de Lola nos hizo el mismo día que Lola nació. ¿Un blog? Al principio, no sabía qué era exactamente un blog, ni si yo sería capaz de hacerlo… Después, me animó la idea de que la familia de Madrid pudiera vivir ―aunque fuera a través de fotos y anécdotas― cómo Lola un poco antes y Elena un poco después descubrían el mundo… su mundo. Ahora pienso que fue «el regalo revelación» y que lo prefiero a un faldón o cinco bodies… Me hace mucha ilusión pensar que, el día de mañana, a Lola y Elena les gustará conservar esta crónica gráfica y narrada de su infancia pues, aunque presumo de tener una memoria excelente, no seré capaz de recordarla tan vivamente dentro de no mucho…
En el blog hay una pequeña sección en la que cuento cómo soy: una chica nerviosa que odia la verdura y los números y a la que le encanta la Navidad, cumplir años y trasnochar; una mamá muy familiar, desordenada y dormilona que ha tenido que variar mucho sus costumbres para recibirnos como lo que somos: lo más importante de su vida.
En el blog reflejo básicamente todo lo bueno que Lola y Elena aportan a nuestras vidas, y viceversa. Lo menos bueno no lo cuento… o mejor dicho, sí lo cuento, pero procuro hacerlo con mucho sentido del humor y un poco de ironía. Tengo la suerte de que Jacobo (el hombre de la casa) es un «papá moderno» y hace exactamente lo mismo que yo hago… bueno, mucho más: el cocinero de la casa es él.
Me gusta mucho hacer cosas para las niñas; quise aprender a coser, para hacerles alguna ropita que fuera especial, pero toda mi buena voluntad se quedó en un intento. Mi mayor defecto es la impaciencia; necesito ver resultados inmediatos en todo lo que hago y la costura no satisface esta necesidad mía. Sin embargo, la «labor de aguja a pequeña escala» puede que se ajuste algo más a mi capacidad. He hecho muñecos y muñequitas, broches y algunas cositas más…








Como ya he mencionado, el que cocina en casa es Jacobo y lo hace muy bien. Aunque no somos una familia de golosos, yo soy la encargada de los postres cuando la ocasión lo requiere. Ahora me gusta compartir estos ratos con las niñas, de modo que suelo elegir recetas fáciles y vistosas que llamen su atención… para que no me dejen sola en la cocina a los cinco minutos de haber empezado.


.


Me interesa mucho el mundo del cuento infantil y el álbum ilustrado, y ya estoy reuniendo una pequeña colección de los cuentos más bonitos. La llamamos «la colección de la mesita de noche de mamá». Ahí estarán a buen recaudo hasta que las niñas sean un poco mayores y yo vea que cuidan las cosas. La lectura siempre ha sido una de mis aficiones (aunque ahora la tengo un poco descuidada, por razones obvias) y me gustaría ser capaz de inculcar a las niñas la pasión por los libros y la lectura y la imaginación y las aventuras sin límite… Lo intento cada día. Últimamente, Lola y yo jugamos a hacer nuestros propios cuentos… El último de ellos es una idea original de Lola «guiada» e ilustrada por mí y estamos más que contentas con el resultado. Aunque mi habilidad en el uso de lápices, acuarelas y demás materiales de pintura es nula, trato de suplir esa carencia de otras mil maneras: hago figuras de plastilina, utilizo telas y papeles de colores para hacer collages, incluso imprimo imágenes generales de Internet (que, por supuesto, no utilizo más que para «consumo propio y casero»)… Os dejo echar un vistazo a algunas páginas de nuestro nuevo cuento… Todavía estamos buscando «ese final perfecto».






Y con esto me voy a despedir. Sólo me falta dar gracias, gracias, gracias a Beby y enviaros a todas muchos besos desde el mundo de Lola & Elena





Feliz fin de semana

9 comentarios:

  1. Me ha gustado mucho, encantada de conocerte!
    besos

    ResponderEliminar
  2. ¡Tiene mucha imaginación! Me ha encantado su blog. Y yo también soy traductora, un pelín desordenada, y de la quinta de las de 37 años :)

    ResponderEliminar
  3. Muchas gracias, Beby... y muchas gracias a todas... Espero poder conoceros a través de esta sección, que nos descubre cada viernes a personas muy distintas con mil cosas que contar y compartir.
    Besos

    ResponderEliminar
  4. mmm qué buena pinta! Qué mono el diseño de tu blog!

    besos,,,

    jadelait

    ResponderEliminar
  5. me alegro que os haya gustado Cris, y que tambien os guste la seccion,.
    Cris queda pendiente ese café
    besos

    ResponderEliminar
  6. Encantada!!!
    Un abrazo y muy feliz fin de semana,
    Cecilia

    ResponderEliminar
  7. Hola me gusto mucho todo y lo que cuentas también. Besiños Milita

    ResponderEliminar

Muchas gracias por pasarte, espero verte de nuevo!!!