viernes, 10 de julio de 2009

No es que tenga unos días muy buenos, pero espero que esto me ayude a desahogarme, y poder ir pensando en cosas positivas.

Con 10 años me vine con mi familia a La Coruña a vivir, el primer día de cole nuevo me recibieron genial, y me sentaron al lado de una niña, desde ese día nos hicimos inseparables, teníamos muchas cosas en común, las dos zurdas, habíamos nacido con un día de diferencia, y nos llevábamos muy bien, era difícil no llevarse bien con ella la verdad.
Vivimos un montón de cosas, primer beso, primera copa(cacaolat con menta), primer enfado, primer noviete, primer suspenso, primera salida por la noche, primer fin de año, primer modelito de fin de año, viaje de fin de curso, primeras travesuras, aunque pocas porque eramos bastante buenas, primeras pellas, cuando nos planchabamos el pelo, tuvimos tantas y tantas primeras veces, que hasta ayer no me di cuenta de todas estas cosas.
LLegó ultimo curso de colegio y yo me fui a estudiar fuera, y por unos motivos u otros nos fuimos distanciando, cuando volví, ya no era lo mismo, y no volví al grupo.
La envidiaba porque siempre llevaba lo último, el lotus rosa, el plumas roc nice, el karú, los vaqueros de amichi de manzanitas,
Casi 15 años después de eso hablamos un día y la verdad es que parecía que no había pasado nada, pudimos hablar durante una hora, contándonos nuestra vida, quedamos en vernos un día, pero ella vivía en Madrid, así que la cosa era un poco complicada.
Hace unos meses, os acordáis que os conté aquí, que retome mi relación con otra amiga, pues ella me contó que esta estaba muy malita, yo insistí en quedar un día y acercarme a verla ( mes de marzo), pues ya lo haremos, y así fueron pasando los días, y los días.
El miercoles ella decidió irse, cuando, como y donde, y tengo un gran vació dentro de mi.
Ayer estuve con su madre, me cogió, me abrazó, " su amiga del alma del cole", pobre a lo mejor no sabías nada,.... En un momento se me vino el mundo encima, si que lo sabía, pero mi estúpida vida no me permitió ni un minuto para estar con ella, ni un minuto, todo era si ya quedaremos, si tenemos que quedar pero bueno ya tendremos tiempo, y al final ese día no llego, y al final no me pude despedir.
Es tan cierto ese dicho de " no dejes para mañana lo que puedas hacer hoy"

11 comentarios:

  1. Cuánto lo siento! y cuánta razón tienes... Es en estos momentos cuando te das cuenta de que no saboreamos la vida, estamos siempre pendiente de muchas cosas... menos de lo que realmente importa. Un besote muy gordo y aquí estamos para lo que necesites

    ResponderEliminar
  2. Lo siento en el alma!, al leer tu entrada he sentido la necesidad de "ayudarte" con mi apoyo o por lo menos a que te sientas acompñada y escuchada.
    Lo que cuentas me hace recapacitar. Recuperé el contacto con varias amistades del cole, pero nunca llegamos a quedar para pasar la tarde juntos, siempre hay algo "más importante" y lo vamos dejando.^
    Pero puedo decir que estoy contenta, precisamente esta tarde viene mi mejor amigo a cenar a casa, después de 6 meses sin vernos. Tu historia me hace valorar más estos momentos.
    Muchas gracias y ánimo, seguro que tu amiga, desde donde esté, sabe cuanto la quieres.

    ResponderEliminar
  3. Animo,es cierto que nuestras vidas a veces nos tienen tan absorbidas que no nos dejan ver un poquito más allá,nos quejamos por un montón de cosas(al menos yo)que deberiamos aprender a valorar porque otros pagarían por ello,pero sentirte culpable no te va a ayudar,disfruta cada pequeña cosa de tu mundo y ese será tu mejor homenaje.
    (es curioso que a mi también me ha pasado que de pequeña envidiaba a ciertas personas por como eran lo que tenían... y al final creo que la vida no ha sido tan generosa con ellas)

    ResponderEliminar
  4. Se me han empañado los ojos.
    Cuanta razón tienes, nuestras estúpidas vidas no nos dejan ocuparnos de lo realmente importante.
    Somos realmente estúpidos.
    saludos
    http://cosasdebeam.blogspot.com

    ResponderEliminar
  5. Julieta lo siento de todo corazón. Ha tenido que ser muy duro. Es verdad el dicho o lo de Carpe Diem (vive el momento).
    Un Beso Enorme y si te alivia postear pues ya sabes hazlo y nosotr@s te daremos toda nuestra ayuda y nuestro apoyo.

    ResponderEliminar
  6. no tengo palabras, lo siento muchísimo.
    besos

    ResponderEliminar
  7. Lo siento muchísimo, todas sabemos lo difícil que es a veces aceptar la perdida de alguién. Mucho ánimo y hacia delante!

    ResponderEliminar
  8. Chicas mil gracias a todas de corazon, no tengo palabras

    ResponderEliminar
  9. Es una triste pero bonita historia de amistad. Creo que uno nunca se olvida de aquella primera amiga del cole con la que haciamos todo tipo de planes para cuando fueramos "mayores". La mia se llama Eva, vive lejos de mi pero las pocas veces que la veo me trae muy gratos recuerdos. Sigue siendo aquella niña con la que corría de la mano por el parque jugando a policias y ladrones, a la cuerda, ... A pesar de lo triste de tu relato, me has traido muy buenos recuerdos. Gracias y besos.

    ResponderEliminar

Muchas gracias por pasarte, espero verte de nuevo!!!